NoticiasMientras no se use como perfume… Historiadores buscan recrear olores del pasado de Europa

Mientras no se use como perfume… Historiadores buscan recrear olores del pasado de Europa

17 de noviembre de 2020 Por:

Quizás lo escuchamos en el colegio, o lo vimos en una película, pero popularmente se sabe que las ciudades europeas antiguas había mal olor, pero quizás esto no sea verdad al 100%, por esa razón, algunos historiadores, científicos, expertos en inteligencia artificial y perfumistas anunciaron durante esta semana el lanzamiento de un extraño proyecto para recrear, archivar y exponer al público los olores del pasado histórico de Europa desde el siglo XVI.

Esta mezcla de fragancias de la ciudad provocada por el hedor de las primeras industrias hasta los olores perdidos de los perfumes utilizados para combatir ciertas enfermedades, el proyecto ODEUROPA utilizará la inteligencia artificial para identificar en obras de arte como cuadros y libros los aromas que flotaron en el continente hasta principios del siglo XX. Esto ya tiene algo más de sentido.

De hecho, Peter Bell, profesor de humanidades digitales de la Universidad alemana de Erlangen-Nuremberg mencionó: “Queremos enseñar a la computadora a ver un olor”, también agregó: “Nuestro objetivo es desarrollar una ‘nariz informática’ capaz de rastrear los olores y las experiencias olfativas”.

Luego de que esto empiece a tomar forma, varios químicos y perfumistas serán parte del equipo que presentarán estos olores al público en museos de todo el continente a partir de 2021.

Estos archivos estarán disponibles en línea, a disposición de todos a los que les nazca la curiosidad, será parte de la primera enciclopedia histórica de olores del mundo que proporcionará una muy inhabitual información sensorial sobre el pasado.

El presupuesto a este proyecto es de 2,8 millones de euros, financiado por la Unión Europea, la investigación “se sumergirá en las colecciones del patrimonio digital para descubrir los olores clave de Europa y las historias que cuentan y luego los devolverá a nuestros olfatos actuales”, asegura Inger Leemans, profesora de historia cultural en la Vrije Universiteit de Amsterdam.

Notas relacionadas

Déjanos tu comentario